Derechos de la madre, el padre y el recién nacido.

DERECHOS de la madre, el padre y el recién nacido en relación con el nacimiento en el ámbito sanitario
Decreto 23/2007, de 1 de marzo B.O.C. nº 54, de 16 de marzo de 2007.

Artículo 1
Objeto y Ámbito de Aplicación
El presente Decreto tiene por objeto la regulación de los derechos de la madre, el padre y el recién nacido en relación con la asistencia sanitaria recibida en el proceso del nacimiento y será de aplicación a todos los centros y servicios sanitarios, tanto públicos como privados, de Cantabria.

Artículo 2
Derechos de la madre

1. En el marco de la asistencia sanitaria referida en el artículo 1, toda mujer tendrá los derechos recogidos en los apartados siguientes en relación con la gestación, el parto y el postparto.
2. Se reconoce a la mujer los siguientes derechos previos al embarazo y durante la gestación:
a) Derechos relacionados con la asistencia sanitaria.
1º A recibir información, asesoramiento y prescripción de métodos anticonceptivos, incluyendo la anticoncepción postcoital.
2º A obtener la información y asesoramiento y, en su caso, asistencia para la realización de la interrupción voluntaria del embarazo en las condiciones y con los requisitos legalmente establecidos, garantizando la máxima rapidez y confidencialidad en todo el proceso.
Derechos de la madre
3º A recibir una vigilancia prenatal adecuada durante el embarazo, así como educación maternal, considerada como parte integrante de la atención prenatal.
4º A recibir asesoramiento genético en caso de existir riesgo.
b) Derechos relacionados con el principio de autonomía.
1º A ser considerada, respecto al proceso de la gestación, como una persona sana, facilitando su participación activa.
2º A expresar su consentimiento a la aplicación de los procedimientos de diagnóstico prenatal.
c) Derechos relacionados con la intimidad.
A ser tratada con el máximo respeto, de forma individual y personalizada, garantizándole la intimidad durante todo el proceso asistencial de atención al embarazo.
d) Derechos relacionados con la información.
1º A obtener información continuada, completa y adecuada sobre la evolución del embarazo, expresada en términos comprensibles, así como sobre los procedimientos de diagnóstico prenatal disponibles.
2º A disponer de la “Cartilla del Embarazo” como documento personal, donde se reflejen las revisiones periódicas realizadas durante la gestación.
3. La mujer, durante el parto y postparto, tiene los siguientes derechos:
a) Derechos relacionados con la asistencia sanitaria.
1º Al parto natural, siempre que no existan complicaciones, ni disminuya por ello la óptima vigilancia materno-fetal. La inducción del parto, la utilización de procedimientos para acelerar el trabajo de parto y la realización de cesárea deben sustentarse en claras indicaciones médicas.
2º A la reducción del dolor en el parto por medios analgésicos y/o anestésicos, así como por medios físicos y de apoyo emocional.
3º A disponer durante el parto y el postparto de un profesional referente de su proceso, cuando sean más de uno los profesionales que le atienden.
4º A iniciar el amamantamiento en los primeros momentos tras el nacimiento y a ser informada de los beneficios de la lactancia materna y ayudada a iniciarla inmediatamente después del parto.
5º A que se le facilite la continuación del amamantamiento, si durante el periodo de lactancia materna se produce un ingreso hospitalario materno, recurriendo si es preciso a la estancia conjunta de madre e hijo o hija.
6º A la atención domiciliaria después del parto, si fuera necesario.
b) Derechos relacionados con el principio de autonomía.
1º A una atención al parto respetuosa con el principio de autonomía de la mujer, facilitando su participación activa en el mismo.
2º A expresar su consentimiento a la aplicación de procedimientos diagnósticos y terapéuticos de forma previa e inequívoca.
3º A decidir sobre prácticas culturales o religiosas, siempre y cuando no suponga un riesgo para la salud de la mujer y del recién nacido.
4º A decidir sobre su propia vestimenta durante su estancia en el hospital, siempre que no interfiera con la atención y cuidados del centro.
5º A que se requiera su consentimiento expreso y por escrito para la inhibición de la lactancia materna.
6º A no ser sometida a ningún examen o intervención cuyo propósito sea de investigación, salvo que, informada previamente, consienta expresamente y por escrito.
c) Derechos relacionados con la intimidad.
1º A estar acompañada por la persona de su confianza durante el tiempo anterior al parto, durante el parto y en el postparto, siempre que no existan complicaciones ni se altere el normal desarrollo del parto.
2º A tener al recién nacido a su lado desde el momento del nacimiento y durante toda su estancia hospitalaria, siempre que la salud de ambos lo permita.
3º A la confidencialidad respecto de sus datos personales y sanitarios.
d) Derechos relacionados con la información.
1º A recibir información continuada, completa y comprensible sobre la evolución del parto, así como de los procedimientos diagnósticos y terapéuticos que fueran necesarios, con sus ventajas e inconvenientes.
2º A conocer el nombre y poder distinguir fácilmente la categoría profesional del personal sanitario que le atiende.
3º A recibir asesoramiento e información sobre los cuidados de ella y de su hijo o hija, así como apoyo en el postparto que contribuya a la recuperación materna y al mejor cuidado del recién nacido.
4º A poseer el informe de alta médica hospitalaria, cumplimentado con todos los datos
del parto y del estado neonatal, que le permitan mantener la continuidad asistencial de los Servicios de Atención Primaria de Salud.
5º A que se le faciliten las medidas necesarias, a efectos de lo establecido por el Código Civil para la adopción, cuando fueran solicitadas, asegurando la confidencialidad, el respeto por la decisión y el anonimato.

Artículo 3
Derechos del recién nacido
Todo recién nacido en Cantabria, en relación con la asistencia sanitaria referida en el artículo 1, tendrá los siguientes derechos:
a) Derechos relacionados con la asistencia sanitaria.
1º A que su hospitalización sea lo más breve posible, salvo exigencias de su estado de salud.
2º A que se promocione y facilite la lactancia materna y, cuando no sea posible la lactancia materna, ya sea por razones personales, físicas o psíquicas, a que se posibilite una correcta lactancia artificial.
3º A que se facilite el amamantamiento, incluso con ingreso conjunto si se produce un ingreso posterior del lactante.
Derechos del recién nacido
4º A no ser sometido a ningún examen o intervención cuyo propósito sea de investigación, salvo consentimiento expreso y por escrito de sus padres, o en su caso, de sus representantes legales.
5º A que el Centro Sanitario donde se le atienda disponga de los recursos humanos y materiales necesarios para prestarle una adecuada asistencia.
6º A tener un único referente médico, siempre que sea posible, y a ser explorado después del nacimiento por un médico especialista en pediatría.
7º A que se le realicen las pruebas de detección neonatal vigentes en la Comunidad Autónoma de Cantabria.
8º A ser inmunizado después del parto contra las enfermedades infectocontagiosas contempladas en el Calendario Vacunal oficial vigente en la Comunidad Autónoma de Cantabria.
9º A la continuidad asistencial por los Servicios de Atención Primaria de Salud una vez dado de alta en el hospital.
10º En caso de sufrir alguna alteración que dificulte su adecuado desarrollo, a que se le facilite Atención Temprana en el sistema sanitario público.
b) Derechos relacionados con la intimidad.
1º A ser tratado de forma respetuosa y digna, evitándole sufrimientos y dolor innecesarios.
2º A ser protegido del ruido, colocación incómoda e interrupciones innecesarias del sueño.
3º A no ser separado de su madre en ningún momento, salvo causa justificada.
4º A estar desde el nacimiento acompañado por su padre o persona que lo sustituya, en el caso en que la madre no esté en condiciones de hacerlo.
5º A ser correctamente identificado en el momento de su nacimiento, para lo cual las maternidades dispondrán de contrastados sistemas de identificación de los recién nacidos y sus padres biológicos, al objeto de preservar el derecho infantil a la identidad y evitar, por consiguiente, su intercambio y su tráfico ilícit0.
6º A que si es sujeto de adopción, ésta se realice con las máximas garantías posibles.
7º A disponer de la Cartilla de Salud Infantil como documento personal en el cual se reflejen las vacunaciones y demás datos de importancia para su salud.

Artículo 4
Derechos comunes de la madre y del padre del recién nacido
Los padres y las madres de los recién nacidos, en relación con la asistencia sanitaria referida en el artículo 1, tendrán los siguientes derechos:
a) A recibir información comprensible, suficiente y continuada, en un espacio adecuado, sobre el proceso o evolución de su hijo o hija, incluyendo diagnóstico, pronóstico y alternativas al tratamiento.
b) A tener acceso continuado a su hijo o hija en caso de ingreso en la Unidad Neonatal, si la situación clínica lo permite, así como a participar en su atención, y en la toma de decisiones relacionadas con la asistencia sanitaria que ha de recibir.
c) A que se requiera su consentimiento expreso y por escrito, para cuantos exámenes o intervenciones se quiera someter al niño o a la niña, y cuyo propósito sea de investigación.
Derechos comunes de la madre y del padre
d) A que se requiera su consentimiento expreso y por escrito para el uso de chupetes y tetinas y la administración de suero oral o leche artificial a su hijo o hija.
e) A recibir asesoramiento e información sobre los cuidados de su hijo o hija.
f ) A recibir el informe de alta y la información necesaria para su seguimiento en la red sanitaria, así como para la obtención de recursos sociales de apoyo, si fuera necesario.
g) A la continuidad asistencial del recién nacido por los Servicios de Atención Primaria de Salud una vez dado de alta en el hospital.

Artículo 5
Tramitación de sugerencias, quejas y reclamaciones
Todos los usuarios de los servicios sanitarios de la Comunidad Autónoma de Cantabria, tanto públicos como privados, así como sus familiares, tendrán derecho a plantear cuantas sugerencias, quejas y reclamaciones consideren oportuno en relación con el adecuado cumplimiento de lo previsto en el presente Decreto y a que dichas quejas y reclamaciones les sean contestadas, en la forma y plazos establecidos en la Ley de Cantabria 7/2002, de
10 de diciembre, de Ordenación Sanitaria de Cantabria y en la normativa reglamentaria de desarrollo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s