Me gusta ser mujer

Yo tendría 10 u 11 años, pasaba las tardes con la hermana mayor de mi madre, mientras esta trabajaba. En la tele daban un programa de una actriz llamada Nacha Guevara, conocida como cantante, transgresora, y por sobre todo, muy, muy hippie.
Esta mujer presentaba un programa llamado “Me gusta ser mujer” algo se puede ver en YouTube aún. Pues empezaba el programa escribiendo una frase reveladora en un espejo con una barra de labios, y siempre acababa diciendo el título del programa.
A mi me hacía muchisima gracia, primero porque en casa de mi tía parecía patético, y en la familia en general. En una familia de “Oír, ver y callar” donde casi todo era pecado, inmoral, ilegal, o simplemente mal visto. Donde nunca se hablaba de sexualidad, de amor, de compromiso, de parto, de lactancia, de sensaciones o emociones…
Cuando tenías la regla por primera vez te hacían un regalo, de lo mas estúpido, decían que te hacías “señorita” pero no te daban mas explicaciones para adaptarte a la incómoda situación una vez al mes. Eras avergonzada cuando se fijaban en tus pechos, juzgada si te gustaba un chico. Corría el año 1991, y yo me reía de aquella mujer por unos principios que no eran mios.
Pase una niñez, una adolescencia con pocas amigas. Era mas de amigos, porque me había criado con un hermano 8 años mayor que yo. Pasaron muchos años, hasta mi embarazo y posterior maternidad, para que comenzara a buscar a otras mujeres. Mi suegra me contaba cosas que yo necesitaba saber, de las que nadie me había hablado con naturalidad. Necesitaba encontrar otras mujeres como yo, en camino al autodescubrimiento. Tenía sensaciones y experiencias que necesitaba contar, que necesitaba oír de otras compañeras de ruta.
Comencé dando el pecho con una conocida que tenía una niña días mas pequeña que la mía. Seguí trabajando con una mujer embarazada de una niña muy buscada, que había perdido antes 3 niños. Y poco tiempo después, los cimientos de Ojana comenzaban a asomar, en reuniones donde unas pocas nos juntábamos con nuestros hijos… el resto es historia conocida por todas.
Ayer acudí con una compañera de Ojana y su cuñada a una reunión de “La tienda Roja” que para quien no lo sepa, recrea un poco la unión de las mujeres en la época que durante su período eran recluidas, y aprovechaban la ocasión para compartir experiencias con el resto de las mujeres, conversando, creando y nutriéndose de la compañía mutua.
Allí estaba yo, sentada en el suelo, hilando con paciencia un collar uterino, en compañía de mujeres que jamás había visto, compartiendo té, vivencias, charlas, anhelos… en pocas palabras “Complicidad”.
Me vino a la cabeza aquel programa de televisión del que me reía siendo una niña, en compañía de una mujer reprimida y amargada… se me dibujó una sonrisa en el rostro, me di cuenta de 2 cosas. De que ese era el típico lugar donde encontrar a Nacha Guevara, y que estaba encantada de estar allí.
Reconocerme en el espejo, a través de los ojos de mi hija, en la sonrisa de mi marido… reconocerme una fémina, con todo lo bueno y todo lo malo. Con los días dificiles, los cambios de humor, la risa y las lágrimas, de palique con mis amigas, acariciando la cabeza de mi hija, de la mano con mi pareja por la calle, sonriendo a niños que no conozco en la calle, tomando la fiebre con la mano en la frente de mis compañeros de trabajo. Todo aquello de lo que pase años renegando, hoy me hace sentir plena.
Aquello que intentaron inculcarme tantísimos años, sobre que no sentir, que no hacer, que no decir, perdió toda su fuerza ante la emoción de ver por primera vez a mi hija. Era madre de una personita que me necesitaba, que no se fijaba ni como vestía, ni que decía, ni quienes eran sus amistades, una personita que no me juzgaba (supongo que ya tendrá tiempo de hacerlo jajjajaja). Ayer decíamos que cuando nace un hijo nace una madre. Creo que en mi caso, además nació una mujer. Y ME GUSTA SER MUJER!!!

Anuncios

7 pensamientos en “Me gusta ser mujer

  1. Hermoso relato baby, gracias!
    La verdad es que gracias a que tú estabas alli, la tienda roja mereció la pena!Fué un hermoso momento, y me dió ganas de organizar nuestra propia tienda roja, más real, más de vivencias…tienda roja ojana?
    Gracias
    María

  2. Tuvo ocasión de ver a Nacha Guevara en directo en un teatro de Madrid, y me impresionó su bravura, aparte de su belleza. Hay dos tipos de feministas, las de liguero y barra de labios y las que se llevan a matar con las de liguero y barra de labios…lo mismo me da lo uno que lo otro, ser mujer es tantas cosas…pero sobre todo es ser emprendedora y beligerante, las mujeres hacemos funcionar el mundo. Enhorabuena por tu proyecto y guarda una porcioncita de bravura para mi…que lo necesito.

  3. Ains Baby, cuantas verdades hay en tu relato!! Por desgracia, a veces crecemos en lugares un poco equivocados y esto nos condiciona en epocas posteriores. Tú has sabido reconducirte y de que manera! Eres un gran ejemplo a seguir.
    Muchas gracias por tu relato, emociona cada una de las líneas que escribes pues salen del corazon.
    Un beso de esta mujer.

  4. Merlina, escribes realmente bien. Sabes expresar tus emociones a la perfección. Es un relato realmente agradable de leer.
    Me alegro de que lo hayas compartido.
    Un saludo.

  5. Muy bonito Baby! Me alegro de que te encuentres tan bien ahora… Nos hemos cruzado en el camino y juntas creceremos como mujeres… Adelante con nuestro sueño… Un besito de corazón!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s