Podemos alimentar a nuestros hijos

Aqui os dejo una interesante reflexión de Rebeca López, orgullosa  mamá y socia fundadora de Ojana. Podeis ver la entrada original en su blog  “mimamamemima“.

Últimamente me llegan a casa un montón de muestras de comida para bebés de distintas marcas. Nosotros no usamos nada de esto, porque no creemos que sea lo más adecuado para nuestro hijo. Pero siempre me leo la publicidad que viene con los distintos productos, y siempre me sorprende la información y la inseguridad que nos puede llegar a crear a las madres.

La última carta publicitaria que recibí decía algo así: “¿SABES SI LE DAS A TU HIJO LA CANTIDAD DE CARNE Y DE PESCADO QUE NECESITA?”. Hacernos dudar de nuestra capacidad para alimentar correctamente a nuestros hijos, desde luego, es su mejor arma. Toda madre quiere que su hijo crezca sano, y para ello es imprescindible una buena alimentación.  Pero, ¿ de verdad qué unas personas que ni siquiera nos conocen, que fabrican comida en serie para miles y miles de niños en el mundo de manera estandarizada, van a saber mejor que su madre y que el propio niño, la “cantidad exacta” que necesita?

Desde luego, este tipo de publicidad ha hecho mucho daño en la confianza de las madres, como seres capaces de alimentar a sus crías, primero con la lactancia materna, y después con los demás alimentos.

Y tanto daño ha hecho, que hoy en día muchas mujeres dudan de su capacidad para amamantar a sus hijos, y no sólo en los primeros meses de vida. La lactancia materna es el mejor alimento siempre, y amamantando a nuestros hijos a demanda, es la única forma en la que podemos estar seguras de que ellos reciben exactamente lo que necesitan.

Es importante que las mujeres recibamos la información correcta, que nos hagan saber que podemos alimentar a nuestros hijos, pero sobre todo, es importante que confiemos en ellos.  Porque ellos son quienes saben de verdad, cuanto y cuando tienen que comer. Ellos lo saben, porque aún no entienden de publicidad, ni de teorías, ni de horarios ridículos. Ellos saben, porque se escuchan, y porque aún no les  han minado la  confianza en su ser. Pero si les ponemos horarios, les obligamos a comer, y no confiamos en ellos, pronto acabaremos con el instinto animal que todos llevamos dentro y que sólo un hijo es capaz de volverte a despertar.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Podemos alimentar a nuestros hijos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s