¿Es realmente seguro el parto en casa?

Para valorar la seguridad del parto en casa podemos comparar la situación de España con la de otros países europeos. Nos fijaremos en dos indicadores relevantes: la mortalidad infantil y la incidencia de los partos instrumentalizados y cesáreas en la salud infantil y de la madre.

Valoración de la mortalidad infantil

Con relación a la mortalidad infantil España, con un modelo de parto hospitalario muy controlado, es uno de los países mejor posicionados. No obstante hay que señalar que Suecia, donde el parto en casa sin ser mayoritario tampoco es excepcional, obtiene resultados algo mejores.

Holanda es el país Europeo donde el parto en casa ha sido incorporado a la sanidad pública como primera opción cuando no existe ningún riesgo que lo desaconseje. Es cierto que los índices de mortalidad infantil en ese país son particularmente altos. Eso llevó a las autoridades sanitarias holandesas a realizar un minucioso estudio para valorar si el parto en casa era realmente una opción segura . Los datos de dicho estudio sobre el total de partos de bajo riesgo registrados en los últimos años son claros: los resultados de mortalidad infantil de los partos que se realizan en casa son prácticamente idénticos, incluso algo mejores, que los que se realizan en hospitales. Otros estudios realizados en EE.UU . y Canadá ofrecen conclusiones similares.

Valoración del índice de partos instrumentalizados y cesáreas e incidencia sobre la morbilidad infantil y la salud de la madre

Los datos disponibles a nivel Europeo, aunque son parciales, apuntan a que España tiene un porcentaje de partos instrumentales y cesáreas muy superior a la media europea. Este dato ha llevado a diversas administraciones públicas y asociaciones profesionales a cuestionarse hasta qué punto, el modelo de gestión del parto hospitalario que se desarrolla en nuestro país es responsable de este porcentaje anormal de intervenciones obstétricas.

El nacimiento instrumentalizado o por cesárea es en la actualidad una opción segura pero que no está libre, como cualquier otra intervención médica de efectos negativos. Entre las consecuencias negativas de estas intervenciones podemos citar: mayor frecuencia de uso de la incubadora tras el nacimiento, peor adaptación del recién nacido al mundo exterior, mayor retraso en el contacto piel con piel entre la madre y su hijo/a, mayor tiempo de recuperación de la madre, mayores dificultades para el establecimiento precoz de la lactancia, mayor porcentaje de problemas respiratorios en el bebé, vivencias traumáticas del recién nacido, la madre y el padre…

Así pues y a partir de la evidencia científica disponible podemos afirmar que:

  • El modelo de parto hospitalario extendido en España es un parto muy seguro en términos de mortalidad infantil; no obstante, está generando en la actualidad un número difícilmente justificable de intervenciones obstétricas que tienen consecuencias negativas sobre la salud física y emocional del bebé y su familia.
  • La experiencia de otros países ha demostrado que cuando se ha realizado un seguimiento normal del embarazo, no se han detectado situaciones de riesgo, se cuenta con el apoyo de una matrona o una ginecóloga experimentada y es posible plantear un traslado a un centro sanitario en un tiempo razonable, los niveles de seguridad en cuanto a la mortalidad infantil del parto en casa son tan altos como los del parto hospitalario.

Fuente/ Parto en casa Alicante

Foto/ photokappa   en Flickr

 

Anuncios

Un pensamiento en “¿Es realmente seguro el parto en casa?

  1. Pingback: Anónimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s