Las necesidades creadas

Nuestra querida Beatriz acierta una vez más con su artículo, y hace una muy buena reflexión que os recomendamos leer y a la que bien podemos dedicar unos minutos

La copiamos aquí, pero no dejéis de visitar su blog “A las madrigueras”

LAS NECESIDADES CREADAS, por Beatriz Coronas

Mientras hacía cola en la farmacia hace unos días, me llamó la atención un gran expositor de productos para bebés: chupetes, tetinas, sujeta chupetes, biberones, guarda-chupetes, mordedores, cucharas y platos, vasos de aprendizaje… y muchos sonajeros. De éstos últimos, unos modelos en concreto me han sorprendido tanto que no he podido evitar coger uno y leer el cartoncillo en el que iba enganchado; decía algo así como: 0+ (así que entiendo que está dirigido a ser utilizado desde el nacimiento) “Adecuado para aprender a coger e interactuar con objetos” y “estimula los sentidos auditivos y visuales, ayuda a la percepción sensorial”. Vinieron entonces a mi cabeza los apuntes de la facultad sobre desarrollo cognitivo: un tal Piaget hablaba de las reacciones circulares. Lo que viene a decir en sus teorías es que los bebés comienzan su relación con el mundo a través de los reflejos, que poco a poco van dando lugar a pautas de actuación más elaboradas. De la franja que va de los 1 a los 4 meses, Piaget hablaba de las “reacciones circulares primarias”, en las que un bebé comienza a realizar pequeñas actividades con su propio cuerpo, que normalmente empiezan de manera casual y se van perfeccionando (por ejemplo, chuparse el dedo). De los 4 a los 10 meses, comienzan las “reacciones circulares secundarias”, que viene a ser algo parecido, pero ya interaccionando con el mundo que le rodea: un día, toca un juguete cercano, hace ruido y se ríe por la hazaña… esas actividades se van complicando poco a poco. Así explicaba este autor los comienzos del aprendizaje (y la mayoría de sus modelos siguen teniendo validez hoy en día).
Entonces… esas filas sucesivas de cajas de sonajeros marcadas con distintas cifras, 0+, 2+, 4+, 8+… en realidad ¿para qué sirven? En mi opinión: para nada. Bueno sí, para calmar las conciencias de madres y padres, casi siempre preocupados por si están haciendo todo lo necesario para estimular al máximo las capacidades de su bebé. Detrás de este propósito inherente a la crianza están las farmacéuticas y casas de juguetes intentando explotar el filón, y dándose de bruces con las teorías cognitivas más elementales; porque vamos a ver:
–         un niño recién nacido necesita dormir y mamar. Poco más. No necesita estimulación ninguna. Los moro, babinsky, darwinianos y demás aparecen y desaparecen según avanza el desarrollo y sirven de indicadores para saber si todo va bien. No hay que hacer nada.
–         Entre el primer y el cuarto mes de vida, los bebés se dedican a chuparse el dedo, el puño, los nudillos y lo que se lleven a la boca por casualidad, como la sábana. Lo tienen que hacer, así que es buena idea recordar este punto y no apresurarse a decirle a la madre, en muchas ocasiones desbordada, eso tan habitual de “serán los dientes, dale un chupetito” o“este niño tiene hambre, mira cómo se chupa el puño”,. Pues sí, se lo chupa y hace bien. No hace falta que tenga en la mano un juguete que no va a apreciar… como mucho, aprenderá a aceptar los golpes en la cabeza que se dará con algún movimiento involuntario. (Y no, tampoco significa que obligatoriamente se vaya a estar chupándose el dedo hasta los quince años, aquí entran en juego muchos factores).
–         Hasta aproximadamente el quinto mes, los pequeños no empezarán a apreciar los preciosos sonajeros con colores y ruidos elaborados al gusto de los padres… ¿para qué tantos modelos previos? Y sobre todo ¿con qué fin?
La estimulación en los bebés es un asunto complejo que preocupa a los padres y que pone en marcha sentimientos de culpabilidad: si todo va bien en el desarrollo de nuestros hijos, es que hemos hecho un buen trabajo, si algo va mal… ¿qué podía haber hecho para compensar? Evidentemente, ahora sabemos muchas cosas sobre cómo estimular a un bebé con dificultades y cómo ayudarle a superar limitaciones, pero eso de “ayuda a la percepción sensorial” es una perogrullada: si hay problemas de percepción se requiere la ayuda de especialistas y no unas campanillas enganchadas a un aro, y “aprender a coger objetos” lo van a aprender, con payasito y llaves o sin ellas. Pero de las tres afirmaciones, mi favorita es “estimula los sentidos” porque entiendo que es un eufemismo que en realidad quiere decir “entretiene”. Estos muñequitos que se ponen en la mano a los peques, que se cuelgan de sillas y capazos, los móviles de colores y músicas buscan conseguir un bebé entretenido sin presencia de un adulto, que posiblemente tendrá muchas más cosas muy importantes que hacer. Pero seamos serios, un bebé no necesita instrumentos que se fabrican desde hace unos sólo unos años. “Estimular los sentidos” de un bebé es algo que se tiene que poder hacer aquí, en el desierto del Gobi y en Iquitos. Se estimula a un bebé cuando se le coge, se le besa, se le mece, se le habla, se le da de mamar, se le canta, se le arrulla y consuela… se estimula cuando estamos con él y cuando ponemos en marcha recursos sin más ayuda que nuestro cuerpo y nuestro calor. Todo lo demás son parches que nos ponemos  nosotros los adultos para justificar la incapacidad adquirida (o la capacidad perdida) de dedicarnos a nuestros pequeños en la medida que ellos nos lo piden.
Es verdad, tenemos vidas complicadas, y hay objetos que nos la facilitan. Pero reflexionemos sobre el uso que hacemos de ellas. Yo he tardado casi dos días en escribir este pequeño texto, y robándole horas al sueño. Quizá, con una hamaca que se moviera sola, un chupete y luces proyectadas, podría haber elaborado un texto de similar tamaño en tan solo un ratillo, pero ¿estaría escribiendo sobre el mismo tema? Se admiten apuestas y opiniones.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s